Su carrera de actuación, la cual cursó en Guadalajara, Jalisco, de donde es originaria, la llevó a la política, así recuerda Angélica de la Peña, experta en derechos de la infancia y la adolescencia y activa militante en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), sus inicios en el campo de la política:

“Primero estudié escultura y después incursioné en el teatro. Cursé la carrera de actuación en la Escuela de Artes Plásticas de Guadalajara.

“Cuando llegué a la ciudad de México mi intención era continuar mis estudios en el Centro Universitario de Teatro. Sin embargo –por casualidad–, incursioné en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y comencé mi carrera en la política”.

Posteriormente Angélica de la Peña conoció y se casó con un joven y prometedor dirigente, Jesús Ortega Martínez, pilar de la expresión Nueva Izquierda, comenzando así su trabajo de proselitismo entre campesinos y ejidatarios, pero también enfocada en los derechos de los infantes.

Niñas y niños, su preocupación

Angélica de la Peña cuenta con una amplio perfil como defensora de los derechos humanos de las niñas, los niños, los adolescentes y de las mujeres, y tiene una relación permanente con diversas Redes y Organizaciones de la Sociedad Civil.

Fundadora de Mujeres en Lucha por la Democracia, una asociación civil de la cual también fue integrante de su ejecutivo nacional en 1992; del Observatorio de Políticas de Niñez y familias, A.C. y de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, A.C.

“Yo soy una mujer que lucha porque haya igualdad de género y estoy totalmente comprometida con eso, aunque mi militancia fundamental es pugnar y lograr que los niños, las niñas y los adolescentes, sean plenamente reconocidos como sujetas y sujetos de derecho.”

En este sentido, importantes son los logros que ha alcanzado: en 1980, cuando militaba en el PST, presentó al entonces presidente de México José López Portillo la iniciativa de Ley sobre Derechos del Niño.

Tiempo después, ya como legisladora federal, impulsó la reforma al Artículo Cuarto Constitucional para dejar asentados los derechos de niñas y niños, en cumplimiento con lo establecido en la Convención sobre los Derechos de la Niñez. Asimismo, fue impulsora de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, vigente desde mayo de 2000.

“Cuando fui diputada federal en la LVII Legislatura, en 1997, mi meta fundamental era llegar a reformar la Constitución. Para mí era muy claro eso. Porque de no cambiar la Constitución y no dejar asentados los derechos de la infancia no podríamos tener el piso jurídico y estructural para establecer la Convención sobre los Derechos de la Infancia. Fue una labor intensa pero afortunadamente logré, con la ayuda y el apoyo de muchos, que todos los partidos simpatizaran con este cometido.

Al dejar su cargo como legisladora, fue consultora de la UNICEF y participó como Experta en la Delegación Gubernamental para la Asamblea de Naciones Unidas para la Infancia en 2002.

Posteriormente, como diputada federal en la LIX Legislatura, presidió la Comisión Especial de la Niñez, Adolescencia y Familias, e integró las Comisiones de Equidad y Género, de Justicia y de Derechos Humanos, desde donde promovió la reforma al Artículo 18 Constitucional para la creación del Sistema de Justicia para Adolescentes infractores, acorde a los preceptos de la Convención sobre los Derechos de la Niñez.

Desde la Comisión de Equidad y Género, participó en la revisión de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, así como en el diseño de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Desde la Comisión Especial de la Niñez, Adolescencia y Familias, promovió reformas al Código Penal Federal y a otros ordenamientos en materia de protección de delitos contra el libre desarrollo de la personalidad de personas menores de 18 años de edad.

Al concluir la Legislatura, De la Peña Gómez conformó la asociación civil Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, desde la cual promovió reformas legislativas en las entidades federativas y nuevas leyes para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, así como políticas públicas en la materia con apoyo de ONU Mujeres.

Formó parte del Consejo del Observatorio Ciudadano de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

Dentro de su partido, ha sido una fehaciente promotora de los derechos políticos de las mujeres, de tal manera que impulsó y ha defendido la paridad en el Estatuto del PRD.

Actualmente, Angélica de la Peña Gómez es senadora de la República por el Partido de la Revolución Democrática y preside la comisión de Derechos Humanos.

Es secretaria de las comisiones para la Igualdad de Género, Contra la Trata de Personas, Especial de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia y del Comité de Garantía de Acceso y Transparencia de la Información del Senado de la República.

Así como integrante de la comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana, y de la Comisión Especial para la Atención y Seguimiento al caso de la empresa Oceanografía.