• Opinion

    Bienvenida Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los DH

    El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha concretado su encomienda; Zeid Ra’ad Al Hussein llega a este encargo en 2014 con un importante precedente diplomático, particularmente en tareas que le permitieron emprender su encargo con un gran prestigio en materia de derechos humanos.

    En octubre de 2015 realizó una visita a México, en la que se reunió con diversas organizaciones no gubernamentales y víctimas, con lo que constató el deterioro de la gobernanza en materia de derechos humanos.  En su intervención puso énfasis en dos asuntos: tortura y desaparición involuntaria de personas, también manifestó su preocupación por el asedio contra periodistas, defensores de derechos humanos, migrantes y feminicidios.

    En su visita al Senado le informamos la conclusión del proceso de reforma constitucional para mandatar al Congreso de la Unión la elaboración de leyes únicas nacionales en materia de Tortura y  desaparición forzada, mismas que concretamos en 2017; entre los procesos legislativos que reconoció se cuenta la Ley nacional sobre derechos de niñas, niños y adolescentes, y la legislación sobre víctimas.

    Le recordaremos con afecto y con respeto; su apoyo a diversos procesos ha sido para quienes somos defensores de derechos humanos un aliento para seguir trabajando a pesar de las dificultades.  Hasta pronto Zeid Ra’ad Al Hussein.

    La defensa de los derechos humanos desde la ONU recaerá en quien ha sido Presidenta de Chile en dos ocasiones, Michelle Bachelet.  Entre sus dos períodos presidenciales, ocupó el encargo Directora ejecutiva de ONU Mujeres, nueva figura que integró a las diferentes agencias encargadas de asuntos relacionados con la igualdad de género.

    Su paso por ONU Mujeres fue muy relevante.  Le recuerdo un mensaje sensacional el primer año en conmemorar el día de la niña, el 11 de octubre de 2012. El tema de ese primer año estuvo dirigido a enfatizar cómo se afecta el desarrollo de las niñas y adolescentes que enfrentan un embarazo temprano o un casamiento precoz.

    Sabemos de su compromiso para eliminar y prevenir todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.  Sin duda será un acicate en el mundo para impulsar los tratados que sobre Igualdad sustantiva y Derechos Humanos de las mujeres de todas las edades y de todas las condiciones.

    México debe dar continuidad a las recomendaciones del antecesor de Bachelet: un Consejo Asesor con expertos/as renombrados para estrategias y reformas para investigar, sancionar y revertir la impunidad. Debida Investigación de graves violaciones de derechos humanos, como la tortura, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales; jurisdicción civil cuando esté involucrado un o varios miembros de las fuerzas armadas; seguridad pública en línea de derechos humanos, bajo mando civil y regreso de fuerzas armadas a sus cuarteles; urge regular el uso legítimo de la fuerza pública; autonomía de órganos de administración y procuración de justicia.

    Aprobación de los Tratados Internacionales de derechos humanos que están pendientes de ratificación; políticas públicas a favor de los Derechos de las mujeres, erradicar la violencia de género. Muchos pendientes, mucho por hacer: bienvenida Michelle Bachelet como Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

  • Boletines

    No habrá paz ni justicia, si López Obrador no escucha y atiende a los reclamos de las víctimas

    La aseveración de no olvido, pero sí perdón de Andrés Manuel López Obrador como respuesta a la exigencia de justicia por parte de familiares de víctimas, es un mal comienzo para los foros de consulta que organizó, porque es un desaire para el estado de derecho, la Constitución y las leyes, señaló la senadora Angélica de la Peña Gómez.

    La legisladora del PRD, impulsora de legislación en materia de derechos humanos, apuntó que al insistir en el perdón para victimarios, López Obrador revictimiza a las víctimas y es un riesgo que afectaría al estado de derecho.

    “Si hoy México vive una crisis de violencia, inseguridad y corrupción, se debe a que las autoridades de los tres órdes de gobierno fueron omisas en su responsabilidad de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan; sin la aplicación estricta de la ley, no puede haber justicia; si no hay una sanción para quienes violentan la ley, no hay justicia para las víctimas de delitos”, afirmó.

    Después de fincar responsabilidades penales, pueden aplicarse medidas alternativas a la prisión como parte del proceso de reinserción social, como señala el artículo 18 constitucional.

    La perredista indicó que hasta ahora el equipo de transición de López Obrador y el propio presidente electo, han anunciado medidas aisladas, confusas y hasta contradictorias, en materia de seguridad y estado de derecho, las cuales además no tienen grandes diferencias con las acciones que hace doce años emprendió la administración de Peña Nieto.

    “Ojalá que estos foros realmente retomen en esencia las exigencias de las familias de las víctimas, las propuestas de especialistas, expertos y de organizaciones de la sociedad civil, quienes tienen muy claro la estrategia que se requiere para recuperar la paz y la tranquilidad, la justicia, la reparación integral del daño y la no repetición”, señaló la también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

    Finalmente, Angélica de la Peña Gómez comentó que Andrés Manuel López Obrador busca la redención de quienes infringen la ley, cuando la Constitución mandata la reinserción social como objetivo de la justicia penal, “si el próximo presidente simula escuchar lo que se diga en los foros e impone su voluntad y no la Constitución, no habrá paz, ni justicia, no habrá transformación alguna, seguirán haciendo lo mismo contra lo que se ha venido reclamando”.

    -o0o-

  • Opinion

    La Constitución moral de AMLO

    Dícese que Moisés fue el elegido para llevar diez mandamientos de dios para la humanidad, a manera de ley suprema; AMLO parafrasea y con un pensamiento mágico trae aquel decálogo al México violento y corrupto, para rescatarlo de la perdición.

    Lo hizo en Morena con un decálogo de principios; también presentó un decálogo contra la inseguridad y otro para la reforma educativa. Y quiere más, quiere convertir su decálogo en una Constitución, una Constitución moral, lo dijo en campaña y lo repitió hace unos días.

    Anticipa que invitará a filósofos, psicólogos, sociólogos, antropólogos, a ancianos de comunidades indígenas, poetas y a líderes religiosos, para concretarla.  Concibe esa Constitución como la solución para acabar con la corrupción, como si el problema fuese moral y no una infracción a la ley.

    Usa las escalinatas de su casa de campaña como púlpito; en la acera adyacente, sus simpatizantes han montado un altar con veladoras para pedir que la divinidad lo proteja; no recuerdo haber visto antes una situación similar.

    No dirimo aquí la diferencia de lo moral o la ética como valores, sino lo que López Obrador concibe como los valores que deben estar en una nueva Constitución.  Le hemos oído ocurrencias, pero ésta es harto peligrosa por muchas razones.

    1.- Es necesario recordar que la corrupción es una infracción a la ley y como tal debe castigarse.  López Obrador pretende acabar la corrupción desde una categoría moral; como buen religioso señala que no sólo se busque bienestar material, sino también el bienestar del alma, fortalecer valores morales, culturales, espirituales, sentar las bases para una convivencia sustentada en el amor. Por el bien de la República debemos leer nuevamente a Lerdo de Tejada, Prieto, Altamirano, Ramírez, autores de las leyes de reforma del siglo XIX.

    2.- El artículo 40 de la Constitución comienza estableciendo que es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal. La laicidad es un elemento fundamental que no debe trastocarse ni siquiera por el Presidente.

    3.- Su propuesta de cuarta transformación del país no sigue la línea independentista, liberal y revolucionaria, de los tres grandes movimientos de 1810, 1857 y 1910. Este nuevo gobierno esta obligado como autoridad a conducirse  y  rendir cuentas conforme a los valores de universalidad, interdependencia, invisibilidad y progresividad de los derechos humanos inscritos en el artículo 1 constitucional, pues estos son los valores fundamentales.

    4.- La corrupción y la impunidad prevalecen porque las leyes de las que nos hemos dotado no se aplican; no hay una rendición de cuentas y permanecen inconclusos sistemas como el Nacional contra la Corrupción, que debieran terminar con los pactos de corrupción e impunidad.

    5.- Hay que hacer énfasis en la separación del Estado y las iglesias, en coexistencia, por eso en este país hay laicidad y la libertad de practicar o no un culto. López Obrador se aprovecha de la idiosincrasia de una sociedad que conserva profundas raíces religiosas y se proyecta como su guía espiritual, pero el presidente de la República no es un ministro religioso, ni siquiera debe parecerlo, su obligación es cumplir y hacer cumplir la Constitución Política y las leyes que de ella emanan.

    Proponer una constitución moral es un despropósito y evidente antítesis juarista.

  • Boletines

    Angélica de la Peña propone reconocer constitucionalmente el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo

    La senadora Angélica de la Peña presentó una iniciativa para modificar el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a fin perfeccionar y ampliar la formula constitucional correspondiente al derecho a la salud, particularmente para garantizar el acceso de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

    En su propuesta, la legisladora del PRD apuntó que en abril de 2007, la Ciudad de México aprobó la despenalización y comenzó a ofrecer el servicio de Interrupción Legal del Embarazo en hospitales públicos e instituciones de salud.

    Ello fue posible gracias al impulso de los grupos feministas, la polarización electoral y el triunfo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito Federal (ahora Ciudad de México). Reconocer el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo es parte de un largo camino que ubica a México a la vanguardia de América Latina .

    Señaló que todos los códigos penales estatales consideran legal el aborto en casos de violación, y todos salvo los códigos de Guanajuato, Guerrero y Querétaro lo permiten cuando hay riesgo para la vida de la mujer; catorce de los treinta y uno extienden estos casos para incluir deformidades fetales graves; y el estado de Yucatán desde 1922 incluye factores económicos cuando la mujer ya ha dado a luz a tres o más niños .

    En este mismo sentido, es oportuno recordar que en junio de 2016, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se pronunció sobre constitucionalidad de los artículos 332, 333 y 334 del Código Penal Federal (en adelante, CPF). Dichos artículos son los que regulan la decisión de la mujer de practicarse un aborto.

    De acuerdo con la SCJN , los artículos 333 y 334 de CPF establecen respectivamente como excluyentes del delito cuando el aborto se cause por imprudencia de la mujer embarazada o cuando sea resultado de una violación; y como excusa absolutoria, cuando de provocarse el aborto corra peligro la vida de la mujer embarazada o del producto del embarazo. Estas normas tienen como destinatario directo a la mujer sujeta a un proceso penal en razón de haber interrumpido su embarazo .

    No obstante, estas normas también impactan de manera indirecta, pero jurídicamente relevante, a la generalidad de las mujeres pues les imponen la obligación de llevar a buen término el embarazo, en todas aquellas circunstancias no consideradas como excluyentes.

    De no cumplir con dicha obligación serán sujetas a las consecuencias penales que establece el artículo 332 del Código Penal Federal .

     

    De acuerdo con el veredicto en comento, las normas en estudio generan una intromisión continuada en la esfera más íntima de las mujeres, aun cuando estas no sean enjuiciadas bajo tales disposiciones. Estas normas dictan qué conductas pueden realizar las mujeres con sus cuerpos, y comprometen de manera definitiva su proyecto de vida al imponerles llevar a buen término un embarazo, ya que de otro modo deberán enfrentar consecuencias penales.

    Por otro lado, las normas impugnadas sí tienen un potencial efecto estigmatizante pues autorizan la realización del aborto sólo cuando está en peligro la vida de la mujer, dejando entrever que la salud de las mujeres tiene menos valía que el producto de la concepción. Estas disposiciones parten de la idea de que las mujeres tienen que cumplir un rol de madres independientemente de las valoraciones internas que pueda tener una mujer para abortar. Esta afectación es estructural.

    De tal forma, las disposiciones legislativas que impiden el acceso de las mujeres a la interrupción del embarazo, constituyen una forma de discriminación basada en género.

    Finalmente, la iniciativa indica que desde el punto de vista estrictamente jurídico, ambos supuestos (el riesgo a la vida o a la salud de la mujer) se construyen sobre la base del estado de necesidad,  y protegen tanto el derecho a la vida como el derecho a la salud, por lo que el reconocimiento del derecho de las mujeres a decidir de manera libre, responsable e informada sobre la continuación o no de sus embarazos dentro de las primeras 12 semanas, contribuye a lograr un marco normativo acorde con la normativa internacional de derechos humanos, al mismo tiempo de homologar nuestra norma constitucional al estándar más alto en la materia.

    -o0o-

     

     

     

    Para consulta la iniciativa íntegra: http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=cp&mn=4&id=82691

  • Discursos

    Prejuicios han obstaculizado el reconocimiento del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo

    Gracias, señor Presidente, con su venia.

    Señoras y señores legisladores.

    En 2007 la ciudad de México, entonces Distrito Federal, a través de la Asamblea Legislativa, impulsó una reforma importantísima que tiene que ver con el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

    Esta reforma, entonces, se anunciaba iba a fracasar, realmente hoy todos los datos, año con año, el informe que dan las autoridades de la Ciudad de México, particularmente, las que tienen que ver con el sector salud, nos demuestran que ha sido exitosa, que ha logrado su cometido y mucho más.

    La primera es que poco a poco han ido reduciendo las solicitudes para interrumpir el embarazo hasta las doce semanas, porque al mismo tiempo se ha dado en la Ciudad de México otro importante paso, al quitar prejuicios que todos entendemos muy bien, también se impulsó la educación sexual, la educación sobre la responsabilidad de las y los adolescentes para un ejercicio responsable de su sexualidad, independientemente de que también hay acceso a distintos métodos anticonceptivos y, sobre todo, también tuvo un impacto positivo para que no se incrementaran los datos sobre infecciones de transmisión sexual.

    ¿Qué demuestra esto? Que hay beneficios cuando no se criminaliza a las mujeres cuando tienen que interrumpir un embarazo; eso no quiere decir que no se sancione desde el Código Penal de la Ciudad cuando se practique un aborto luego de las doce semanas, eso hay que dejarlo muy claro.

    De tal manera que más allá de como muchos países lo han resuelto, nos parece que doce semanas es un período importante que, además permite que no se dé pie a discusiones de tipo filosófico respecto a la gran discusión que finalmente se evidenció a partir de la impugnación, de los procesos de inconstitucionalidad que entonces emprendieron la entonces Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la entonces Procuraduría General de la República contra estas reformas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

    La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha dado una de las discusiones más intensas, con mayor cobertura, con el mayor número de opiniones diversas, en donde destacan sobre todo las científicas, de tal manera que es correcta la definición hasta las doce semanas; hoy se está discutiendo en el Senado argentino hasta las 14 semanas, cada país lo define, lo está definiendo de manera diferente, a nosotros nos parece que la decisión de doce semanas es la correcta.

    ¿Qué es lo que está detrás de una decisión de este tipo? Se los dice alguien que ustedes saben que milita justamente en el reconocimiento de los derechos plenos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, igual que lo hacen los hombres; quien ha militado en contra de estas directrices sexistas, patriarcales, que han llevado a las mujeres a ser consideradas como objetos, incluso como objetos sexuales.

    Parte de las broncas que se viven en el mundo, hoy, hace rato, aprobamos aquí un pronunciamiento en contra de la trata de personas, pero lo que está atrás de la trata de personas con fines de explotación sexual es que se sigue viendo a los niños, a las niñas, a las mujeres, como objetos sexuales, no como sujetas plenas de derechos, como lo son y lo han sido los hombres y poco a poco cada vez hombres de distintas etnias, de distintas creencias incluso religiosas han ido logrando a través de la humanidad el reconocimiento como sujetos de derechos.

    En fin, las mujeres nos hemos quedado atrás, la condición de ser mujeres tiene mucho que ver con este sistema patriarcal que poco a poco estamos erradicando del mundo, las diversas culturas y sociedades están enfrentando sus propias luchas a partir de sus propias características, en el caso de países como México, nos parece muy importante que se avance en primer lugar a reconocer que es una terrible injusticia criminalizar a las mujeres cuando se ven involucradas en un aborto.

    Todavía tenemos en algunos estados de la República a mujeres que están privadas de su libertad, precisamente porque se les ha fincado la responsabilidad penal por haber abortado, nos parece terrible, porque además, por cierto, también hay que decirlo, son las mujeres más pobres, las mujeres que tienen menos condiciones de acceder a la justicia, pero también a un aborto en condiciones de salubridad.

    ¿A quiénes afectan los abortos? Estos abortos que llegan a las instituciones de salud, desangrándose, en condiciones terribles, muchas de ellas quedan mutiladas; todavía tenemos una incidencia cada vez menor, pero todavía en este país se siguen muriendo mujeres por abortos mal practicados, pero todas ellas tienen una característica, señoras y señores, todas son pobres; las mujeres que tienen condiciones para practicarse un aborto clandestino lo hace en condiciones de salubridad y no se da cuenta nadie, siguen su vida como si nada, nos parece que esa doble moral no se puede ocultar.

    Pero en el caso de la Ciudad de México eso ya no pasa, ya no pasa porque está inscrito en la Ley de Salud la posibilidad, si una mujer lo decide, cualquiera que sea la circunstancia por la que tiene un embarazo y decide de manera voluntaria si lo interrumpe o no.

    Obviamente, la mayoría de los Códigos Penales en el país sí establecen el aborto cuando se trata de una violación, cuando corre peligro la vida de las madres o cuando se está frente a una situación totalmente evidenciada que el embarazo tiene problemas eugenésicos, no otro tipo.

    Pero nos parece importante que México trascienda, además para atender las recomendaciones que desde los organismos internacionales y regionales en materia de derechos humanos, han expresado reiteradamente su preocupación por las consecuencias que tienen estas mujeres a partir de abortos ilegales o realizados en condiciones de riesgo, y nos parece que eso tiene que atenderse.

    De tal manera que hoy, esta creo que es la cuarta vez que lo hago, presentamos la reforma la reforma al artículo cuarto de la Constitución, donde también así como tiene derecho a la protección a la salud, también se reconoce que pueda tener, si así lo decide de manera voluntaria, la posibilidad de interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas.

    Se deja para la siguiente legislatura, ojalá que haya menos prejuicios, ojalá que haya consideraciones científicas, socio-económicas, respecto de que necesitamos avanzar, y no seguir viendo a las mujeres como incubadoras, como objetos, sino como mujeres con derechos propios para decidir cuándo continuar un embarazo o no; los hombres no saben de eso, los hombres saben de otras cosas, pero las mujeres siguen siendo víctimas, por desgracia, cuando están frente a un embarazo no deseado.

    Gracias a todas y a todos ustedes por su atención.

     

    -o0o-