Boletines,  Post Home

Agresiones a periodistas y defensores de derechos humanos, son competencia del Senado de la República

La mayoría de los casos relacionados con agresiones a medios de comunicación, a sus dueños, a sus instalaciones, a empleados, a periodistas o reporteros que laboran en ellos, pertenecen al fuero común, señaló en tribuna la senadora Angélica de la Peña.

Dijo que un recuento de las solicitudes hechas al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, arroja que la mayoría de los casos ocurren en el ámbito local y se aduce que están involucrados agentes del Estado, principalmente elementos de la policía municipal y estatal, no solo la delincuencia.

Indicó que lo anterior determina que la persecución y sanción de tales agresiones corresponden a las autoridades locales, pero ante su ineficacia e insensibilidad las víctimas debe recurrir a las instituciones federales.

Sin embargo, agregó la senadora del PRD, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas vive una situación muy crítica, por lo que el Senado de la República está obligado a intervenir para normalizar su funcionamiento.

“Debemos atender los planteamientos hechos por las organizaciones no gubernamentales para que la Secretaría de Gobernación procese debidamente cada una de las solicitudes pendientes de resolución, y para que la autoridades locales cumplan con las responsabilidades que la ley les asigna”, explicó de la Peña Gómez.

Anunció que presentará un punto de acuerdo que impulse la resolución del caso de Gregorio Jiménez de la Cruz, “Goyo”, un asunto entre muchísimos que están a la espera de justicia.

Es momento de ponerle nombre y apellido a cada uno de estos casos, de otorgarles relevancia particular, expresa y concreta, porque se están afectando derechos constitucionales y, por supuesto, a las personas de carne y hueso, violando sus derechos humanos, es el llamado de la presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Senado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *