Boletines

Trata de personas acecha a niñas y niños migrantes no acompañados

El 38 por ciento de las y los niños mexicanos no acompañados que migran de manera irregular hacia los Estados Unidos de América (EUA), y detenidos por autoridades de este país, fueron víctimas del reclutamiento y explotación de la industria de la trata de personas, reveló la senadora Angélica de la Peña.

Dijo que acorde al informe “Niños en Fuga”, elaborado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para los Estados Unidos (ACNUR) y el Caribe, el crimen organizado tiene preferencia por reclutar a niños mexicanos para usarlos como guía para el tráfico de personas dada su alta vulnerabilidad y por saber que la repatriación será la única sanción que recibirán los menores de edad en caso de de ser detenidos por autoridades estadounidenses.

La legisladora del PRD añadió que los aproximadamente 47 mil niñas y niños no acompañados detenidos por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en lo que va de 2014, según el Departamento de Seguridad Nacional de los EUA, representan un gran negocio no sólo para tratantes de personas en México.

Información difundida en medios de comunicación señalan que en EUA existen aproximadamente 40 refugios privados con financiamiento del gobierno federal, pero se ha abierto un número indeterminado más por la oleada de menores migrantes no acompañados, que aunados a los centros de detención, requerirán para su funcionamiento 2 mil 280 millones de dólares en 2014.

No se ha dimensionado el peligro que representa la trata de personas para la niñez migrante sin compañía de un adulto en su tránsito por nuestro país, explicó la senadora de la Peña, pese a que Felipe González -relator sobre los derechos de los migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos- menciona que se dan muchas situaciones en que los migrantes pasan de ser traficados a secuestrados y finalmente víctimas de trata; las mujeres para la explotación sexual, los niños como mulas del narcotráfico y los hombres como esclavos o sicarios.

La también presidenta de la Segunda Comisión de la Permanente apunta que la gravedad del delito de trata de personas con fines de explotación sexual y laboral en América Latina y el Caribe es tal, que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que se está convirtiendo en una actividad complementaria casi tan rentable y más segura que el narcotráfico para las organizaciones del crimen organizado, pues genera anualmente 12 000 millones de dólares.

Los discursos que emplean el miedo como factor disuasorio de la migración infantil son inútiles, resaltó Angélica de la Peña, se requieren acciones concretas y efectivas que den respuesta a las causas que impulsan la migración infantil, la pobreza y la violencia.

“Estamos frente a una doble moral, paradójica, EUA destina miles de millones de dólares a patrullaje y detención, cuando con una inversión menor podría apoyar a los países expulsores de migrantes y generar las condiciones que garanticen una vida digna para su población.”

Con respecto al programa “Paso Seguro”, anunciado por funcionarios de la Secretaría de Gobernación, de la Peña Gómez indicó esperará a conocer los detalles del mismo, especialmente los preceptos legales que le darán sustento, pero prevé que la frontera sur del país pudiera convertirse en un “cuello de botella” y replicar la crisis humanitaria presente en el norte.

Ante la Carta Magna y la Convención de los Derechos de la Niñez, no solamente las autoridades federales y estatales están obligadas a garantizar la seguridad e integridad de todas las niñas, niños y adolescentes que se encuentren en territorio mexicano, también el Poder Legislativo y no hemos cumplido tal compromiso al “congelar” diversas reformas, como a la Ley contra la Trata de Personas, y deberemos asumir nuestra responsabilidad de lo que ocurra con esta niñez que migra escapando de la pobreza y violencia, concluyó la presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Senado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *