Boletines

Una democracia requiere de periodistas libres y seguros

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Angélica de la Peña Gómez, manifestó su pesadumbre por el más reciente informe del centro de investigación estadunidense Freedom House el cual señala a México como un país en el que no hay libertad de prensa.

Indicó que durante casi un año se han hecho constantes llamados a las autoridades responsables de garantizar la protección de periodistas, trabajadores de medios de comunicación y defensores y defensoras de derechos humanos de todo el país, para que cumplan con lo establecido en la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas

Lamentó que las acciones emprendidas por el Congreso de la Unión para fortalecer el marco jurídico a fin de permitir que el Ministerio Público Federal atraiga aquellos casos de crímenes que no han sido resueltos en el ámbito local, que siguen impunes y provocan desapariciones forzadas y un permanente hostigamiento a los medios de comunicación, no hayan incidido en modificar el sesgo de esta violencia.

Explicó que también se ha exhortado a los gobiernos estatales que aún no han firmado Convenio de Cooperación con el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, lo hagan lo antes posible, así como para que informen acerca de las medidas adoptadas para dar cumplimiento a las solicitudes de colaboración y/o a la instrumentación de medidas dictadas por dicho Mecanismo.

Incluso, añadió la legisladora del PRD, se está evaluando el funcionamiento del Mecanismo de Protección con el propósito de corregirlo y dotarlo de procedimientos cuya aplicación sea inmediata y eficaz, a efecto de garantizar la vida, integridad, libertad y seguridad de las y los periodistas.

“Los 76 periodistas asesinados en México, entre los años 2000 y 2013, además de 16 desaparecidos desde 2003, reportados por Freedom House tristemente dan la razón a la alerta que lancé a través de un punto de acuerdo en junio de 2013 por el alto índice de impunidad de las agresiones contra los trabajadores de los medios de comunicación, que según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos alcanza el 91%, y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos la ubica en el 98 por ciento”, señaló la senadora de la Peña.

Demandó al Congreso de la Unión tomar un papel activo y determinar acciones contundentes y efectivas a través del análisis, revisión y reforma de la legislación correspondiente, siempre acompañado de la participación de la sociedad civil, y a las autoridades del gobierno federal y de las 32 entidades federativas, capacidad y sensibilidad, pues una democracia requiere de periodistas libres y seguros.

Nos sumarnos al llamado que hace el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban -Ki-moon para defender de manera activa los derechos a la libertad de expresión y de prensa como derechos fundamentales, considerando a la impunidad como la mayor afrenta contra ellos, finalizó la presidenta de la comisión de Derechos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *